producción de leche

Protocolo para el adecuado manejo de la producción de leche

Protocolo para el adecuado manejo de la producción de leche

Si quieres alcanzar la máxima producción en tu explotación lechera, presta atención a los protocolos que debes seguir para el manejo de la producción de leche. El objetivo de un sistema de lechería “especializada” es garantizar una buena producción (cantidad y calidad) así como optimizar los status sanitario y reproductivo del animal, en este caso en la etapa productiva. A los animales que están en esta etapa productiva se les puede denominar en lactancia, producción u ordeño.

División de las etapas de la producción de leche

Esta etapa se puede dividir dependiendo del sistema productivo en: días de producción, cantidad de producción o por el estado fisiológico de los animales.

En este orden de ideas si se toman los días en producción, la etapa se va a dividir en tres tercios (3/3) tomando como referencia un total de 305 días en producción. Los días en producción van muy de la mano de la cantidad de producción en la mayoría de los casos y los animales se denominan de alta, media y baja producción. Además los animales de este grupo productivo se pueden dividir en animales preñados y vacíos, y las que están preñadas se pueden dividir a su vez en preñez temprana, preñez establecida y preñez tardía.

Los animales durante todas estas etapas van a sufrir unos cambios fisiológicos, metabólicos y de comportamiento que se deben atender de la mejor manera para garantizar que el sistema brinde las posibilidades de una alta expresión de la productividad.

Pasos para la producción de leche

  1. Atención del parto
  2. Atención de la cría
  3. Manejo durante los primeros 5 días del amamantamiento y el calostro.
  4. A los 5 días se realiza un aparte de la cría de la madre y la vaca se lleva a los potreros de las vacas de producción.
    • Vacas de primer tercio de producción o alta producción.
  5. Semanalmente hacer chequeos de mastitis hasta el día del secado del animal.
  6. Ajustar la dieta con relación a la cantidad de producción de la vaca alta en energía y proteínas (sal mineralizada, concentrado, ensilaje, pasto y agua fresca en calidad y cantidad ilimitada –donde la vaca esté haya agua-.
  7. Evitar que los animales pierdan más de un grado de condición corporal.
  8. Examen ginecológico para evaluar las condiciones de los órganos reproductivas y genitales de la vaca.
  9. Estar pendiente del comportamiento reproductivo de la vaca (celo).
  10. Tratar que este primer tercio aproximadamente entre los 60 – 70 días la vaca quede nuevamente gestante.
  11. A aproximadamente a los 100 días realizar un nuevo chequeo ginecológico.
  12. En esta misma labor se debe asignar el nuevo lote del animal.
  13. Asignar y llevar a la vaca a los potreros de media producción.
  14. Ajuste de la dieta con relación a los niveles de producción de la vaca.
  15. A los 145 días realizar un nuevo chequeo ginecológico y genital.
  16. A los 180 días realizar un nuevo chequeo ginecológico y genital.
  17. A los 210 días realizar un nuevo chequeo ginecológico y genital.
  18. En esta misma labor se debe asignar el nuevo lote del animal.
  19. Asignar y llevar a la vaca a los potreros de baja producción.
  20. Ajuste de la dieta con relación a los niveles de producción de la vaca.
  21. A los 240 días realizar un nuevo chequeo ginecológico y genital.
  22. A los 210 días de gestación o a los 305 de lactancia realiza el secado de la vaca.

Conoce más acerca de las mejores prácticas agropecuarias en nuestro blog, siguiéndonos en nuestra Fan PageTwitterInstagram y suscribiéndote a nuestro canal de Youtube.

Solicita Vet-Ganado, nuestro software especializado en ganadería, haciendo clic aquí.

ADVERTENCIA: ESTE CONTENIDO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, NO REEMPLAZA EL CONCEPTO DE UN PROFESIONAL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =