Manejo del calostro en bovinos

Manejo del calostro en bovinos

La importancia de un adecuado manejo del calostro en bovinos radica en su nivel de incidencia en el proceso de fortalecimiento del sistema inmune de los terneros.

El manejo del calostro en bovinos incide directamente en el sistema inmune de los terneros recién nacidos, pues este es tan primitivo que es incapaz de protegerlos ante posibles infecciones que requieren el suministro de inmunoglobulinas que vienen en el calostro.

Por esta razón el calostro juega un papel importante en la cría de terneros, es la herramienta más barata y eficaz para darle la protección necesaria a los terneros para poder enfrentar ese nuevo medio al que se va a enfrentar y poder desarrollarse de la mejor manera.

¿Qué es el calostro?

El calostro son la primeras secreciones de la glándula mamaria después del parto, que poseen una carga de nutrientes de alta calidad, con altos valores energéticos, proteicos y de minerales; y junto a éstos una carga elevada de inmunoglobulinas, que hacen del calostro, una herramienta fundamental para la sobrevivencia de los terneros en sus primeras etapas de vida.

En algunas oportunidades, por diferentes razones, ya sea por mucha producción de calostro, o porque la vaca esta caída y el ternero no la puede mamar o por medidas preventivas para futuras ocasiones, los ganaderos ordeñan –descalostrar- la vaca, ya sea para suministrar a las crías y brindar esa protección, y además, para evitar una infección –mastitis- de la vaca.

Cuando se presentan estos casos de abundancia de calostro, una buena práctica es tomar estos excedentes y congelarlos para un uso posterior en casos por ejemplo: la muerte de la madre en el parto, en casos en que la vaca rechaza la cría o que a la vaca no le baje la leche en esa primeras horas de vida de la cría, que es donde se hace tan determinante el consumo de calostro.

Pasos para la congelación del calostro

  1. Lo primero que se debe determinar es que la vaca que se va a “descalostar” no tenga enfermedades transmisibles (mastitis, tuberculosis, paratuberculosis, leptospirosis, brucelosis).
  2. El recipiente que se va a utilizar para colecta del calostro se debe desinfectar y luego secar.
  3. Se limpian o se lavan los pezones como cualquier ordeño (manos limpias)
  4. Se realiza el ordeño, si es imposible recolectar el ordeño, igual se debe descargar la ubre para evitar la inflamación.
  5. Después de hacer el ordeño del calostro se puede pasteurizar (pero no con las mismas temperaturas y tiempos que la leche normal) para disminuir la carga bacteriana.
  6. Después se procede a envasar en dosis suficientes para descongelar sólo las cantidades necesarias por toma.
  7. A la hora de suministrar a los terneros que lo necesitan, se descongela y se suministra a una temperatura de 37oC aproximadamente, en tetero.
  8. El tetero también se debe sumergir en agua hervida para desinfectarlo.
  9. Garantizar que la posición del ternero sea la adecuada para este tipo de alimentación.
  10. Botar los excedentes de calostro después de descongelar.

Conoce más acerca de las mejores prácticas agropecuarias en nuestro blog, siguiéndonos en nuestra Fan PageTwitterInstagram y suscribiéndote a nuestro canal de Youtube.

Solicita Vet-Ganado, nuestro software especializado en ganadería, haciendo clic aquí.

ADVERTENCIA: ESTE CONTENIDO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, NO REEMPLAZA EL CONCEPTO DE UN PROFESIONAL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =