levante en cría de ganado

Manejo de la etapa de levante en cría de ganado

En este artículo te presentamos un protocolo para el adecuado manejo de la etapa de levante en cría de ganado, asegurando un crecimiento exitoso y gran calidad del producto.

La crianza de terneras es una de las fases más cruciales en los sistemas de producción ganadero, ya que involucra una serie de actividades y cambios (fisiológicos, metabólicos y anatómicos) que se deben de garantizar para así poder tener una sostenibilidad en el tiempo de los animales altamente productivos, como de la economía de la empresa ganadera. Por eso, te dejamos en este artículo un protocolo sugerido para el adecuado manejo de la etapa de levante en cría de ganado.

La etapa de cría y levante de las terneras son las dos primeras fase de la cría, ésta es una etapa crítica y en ella se va a fundamentar en gran medida el futuro de la ganadería; lo que significa que un buen proceso durante la cría y el levante se obtendrán buenos resultados en las etapas productivas.

Estas etapas en sistemas de lechería especializada inician desde el nacimiento y va aproximadamente hasta los 15 meses de edad terminando con la etapa como una novilla de vientre. En este periodo de tiempo tan corto se debe ser muy eficiente y organizado para lograr que un animal monogástico se convierta en un rumiante. Otros aspectos importantes son de saber sobrellevar en esta fase son los sanitarios y de manejo.

Los pasos para llevar una buena fase de cría y levante son los siguientes:

  1. Todo inicia con el parto.
  2. Dentro de las primeras 6 horas de vida de la cría se debe garantizar el amamantamiento con el consumo mínimo de 2 litros de calostro.
    • Amamantamiento natural.
    • Amamantamiento asistido.
    • Amamantamiento artificial (tetero).
  3. Curación del ombligo dos veces al día por cuatro días mínimo.
    • Manos y equipos limpios.
    • Yodo al 10% o alcohol al 70%.
  4. Identificación de la cría
    • Chapera en la oreja
    • Tatuaje
    • Collar
  5. Pesaje, este debe ser en el potrero.
  6. Desparasitación con 1 cc de ivermectina al 3,15%.
    • Prestar atención porque se pueden presentar signos de alteración nerviosa temporal.
  7. Garantizar el consumo de leche.
    • Prestar mucha atención con la alimentación en balde ya que puede haber broncoaspiración.
    • La temperatura de la leche debe ser de 37 a 38 o
  8. A la semana de vida se puede iniciar el suministro de alimento concentrado para terneras.
  9. A los 30 ó 40 días de vida, topizar.
    • Cremas químicas
    • Hierros calientes (fuego o eléctricos).
  10. Hasta este punto la dieta es estrictamente leche.
  11. A los 30 días se disminuye un poco la oferta de leche para empezar a ofertar forraje.
  12. Si hay alguna anomalía en la ubre (pezones supernumerarios) se corrige esta situación cuanto antes.
    • Determinar exactamente cuál es el pezón supernumerario que no tenga conducto.
  13. A los 60 se hace un reajuste de la dieta, menos leche y concentrado y aumentar la oferta de forraje.
  14. Desparasitar contra parásitos internos y externos.
  15. A los 90 días destetar.
  16. Pasar a una dieta basada en forraje y dos kilos de concentrado al día.
  17. Desparasitar contra parásitos internos y externos.
  18. Vacunar contra brúcela
  19. A los 120 días vacunar contra enfermedades reproductivas (DVB, IBR, Leptospira)
  20. A los 141 días revacunar contra enfermedades reproductivas y seguir vacunando anualmente
  21. Cuando toque el ciclo de vacunación contra fiebre aftosa se vacunan todos los animales mayores de 2 meses de vida.
  22. Hasta los 8 meses de vida se desparasita cada 2 meses de vida.
  23. A partir de los 8 a los 15 meses de vida se desparasita cada tres meses.
  24. A los 15 meses pasan estos animales a novillas de vientre.

Conoce más acerca de las mejores prácticas agropecuarias en nuestro blog, siguiéndonos en nuestra Fan PageTwitterInstagram y suscribiéndote a nuestro canal de Youtube.

Solicita Vet-Ganado, nuestro software especializado en ganadería, haciendo clic aquí.

ADVERTENCIA: ESTE CONTENIDO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, NO REEMPLAZA EL CONCEPTO DE UN PROFESIONAL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − ocho =