hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Para garantizar una óptima reproducción en los cerdos, es necesario seguir un adecuado protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Objetivo del protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Este protocolo, entre otras cosas, prepara la hembra de reemplazo recién llegada para una vida óptima reproductiva.

Insumos necesarios para llevar a cabo el protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

  • Vehículo de trasporte de alimento.
  • Bomba de agua de espalda.
  • Solución yodada 3%.
  • Guantes desechables.
  • Papel toalla.
  • Jeringa desechable.

Definiciones para comprender el protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Celo

Manifestación de calor, momento de ovulación de la cerda. Los signos del celo son:

-Reflejo de lordosis.

-orejas paradas y rígidas.

-cola levantada.

-Vulva engrandecida y edematizada.

-Secreción de líquido cristalino y viscoso.

Flushing

Alimento a voluntad con concentrado de lactancia primerizas con el fin de obtener una mayor ovulación.

Actividades a realizar en el protocolo de hembras y machos de reemplazo en porcicultura

Recepción

Verificar el estado del camión, que este limpio y con abundante viruta, y el conductor (sobrio). Luego de revisar las condicione del vehículo se desembarcan los animales y se llevan hasta las instalaciones.

El conductor retira la compuerta y hace levantar los animales dentro del camión, luego los saca y verifica el número de animales contra el listado que envía la granja de origen. Por ningún motivo el conductor del vehículo debe ingresar al embarcadero ni el operario subirse al vehículo. Cuando los animales se encuentran en el embarcadero se observa su estado general, luego con una bomba de espalda deben ser nebulizados con una solución de agua y yodo al 3%. Posteriormente se dirigen los animales a los corrales de recepción; los cuales deben estar con un día de anterioridad limpio, desinfectado y con bebederos en buen estado.

Una vez los animales estén en el corral se les debe enseñar la ubicación del bebedero oprimiéndolo, se debe colocar alimento para hembras de reemplazo y se debe elaborar el registro de ingreso de animal.

Alimentación de animales de reemplazo

Se debe llevar el alimento desde la bodega de alimentos de concentrados hacia los corrales de las primerizas, todos los días en la mañana se debe hacer aseo a los comederos para poder suministrar alimento fresco. Abrir el bulto de concentrado y vaciar parte del bulto en el comedero de tal forma que haya alimento a voluntad y que no se desperdicie. Repetir el proceso todas las veces que sea necesario en el día. Chequear dos veces en el día el estado de los bebederos y el flujo de agua (2 litros por minuto).

Manejo reproductivo de hembras y machos de reemplazo
Hembras de reemplazo

POR NINGÚN MOTIVO SE DEBE GOLPEAR O INTIMIDAR UNA CERDA. Desde el primer día de llegada a la granja se deben registrar la presentación de vulvas de celo o celos.

A partir del día 145 de edad de la primeriza, diariamente  dos veces al día y hasta el momento de ingresar a la jaula se inicia la inducción del celo de la siguiente manera.

Se lleva el macho al corral de estimulación. El operario se dirige a cada corral y con el registro correspondiente identifica las hembras que no hayan entrado en celo, próximas a entrar y atrasadas. Estas hembras son llevadas en grupos de 5 hembras al corral de estimulación en donde el macho inicia la estimulación de las hembras. Se debe dejar el macho con las hembras un minuto por cada hembra, luego debe ingresar el operario a realizar la estimulación dedicándole un minuto a cada hembra. El operario debe golpear suavemente sobre los flancos de la hembra con la rodilla y hacer una presión suave sobre el dorso de la hembra y con una mano realiza un masaje en la vulva. Al terminar se marca cada hembra que muestra signos de celo. Se debe anotar en el registro correspondiente la fecha del celo y la proyección del inicio de la próxima estimulación.

El promedio entre celo y celo es de 21 días y se debe comenzar a estimular la presentación del siguiente celo a los 15 días de haber tenido un celo real.

Si a los 165 días de edad la primeriza no ha presentado su primer celo se debe realizar lo siguiente:

  • Restricción de alimento por 3 días: el día 165 sin comida, el día 166 con comida a voluntad, el día 167 sin comida, el día 168 con comida a voluntad, el día 169 sin comida y a partir del día 170 se sigue alimentado a voluntad.

Si a los  170 días de edad la hembra no ha presentado celo se le aplica una ampolla de gonadotropina Sérica y Coriónica vía intramuscular.

Entre los días 180 y 190 de edad de la hembra de reemplazo se debe trasladar del corral a una jaula individual. Todas las semanas se debe hacer control de condición corporal y 15 días antes de la programación para el servicio se debe hacer el flushing.

En el área de gestación y montas donde llegan las hembras de reemplazo, diariamente  a mañana y tarde se hace caminar un macho lentamente por el pasillo delantero procurando que tenga contacto nariz con nariz con el fin de estimular la presentación del celo, al mismo tiempo el operario realiza el siguiente procedimiento:

  • Debe presionar levemente el dorso de las hembras con ambas manos haciendo un movimiento desde los perniles hasta la última costilla, bajar con el mismo movimiento por el abdomen y terminando en los pliegues del hijar. Repetir este movimiento por 3 o 4 veces por cada hembra y en caso de observar con comportamiento de celo subirse sobre la hembra como sobre un caballo. Y masajear con los talones los costados y con la mano la vulva de la hembra durante otros 30 segundos. Este proceso termina cuando la hembra entra en celo real y se debe anotar en el registro correspondiente.

Si al día 200 de edad la hembra no ha presentado celo y ha recibido todo el tratamiento se debe descartar.

En el tercer celo detectado en la vida de la hembra (mínimo 75 días posterior a su ingreso) y con un peso igual a superior a 140 kilos y 210 días de edad se debe servir la hembra.

Machos de reemplazo

POR NINGÚN MOTIVO SE DEBE GOLPEAR O INTIMIDAR EL CERDO. Los machos de reemplazo llegan al área de reemplazos igual que las hembras y se debe destinar un solo corral para cada macho.

Diariamente en el momento del aseo el operario debe hablarle  y acariciar el macho para hacerse conocer. Esto solo aplica en granjas en las cuales se realiza el proceso de inseminación artificial.

A partir del día 180 de edad se inicia el entrenamiento al potro. El operario debe llevar puesto un guante desechable y cargar en su bolsillo servilletas; ingresar al corral y se dirige hacia la parte posterior del macho, con un bastón de mando y golpes suaves con la mano sobre la parte del dorso o el cuello, lo dirige hacia la puerta del corral para que salga a los pasillos y conducirlo hasta la sala de toma de semen. Antes de ingresar a la sala de toma de semen el operario debe asear el prepucio y evacuar su contenido (haciendo masajes de atrás hacia adelante con la palma de la mano).

Luego se entra al macho a la sala de toma y se deja solo por 5 minutos supervisándolo constantemente; después los operarios ingresa nuevamente y guía el macho hacia el potro, estimulándolo con caricias en los testículos, se sienta en el potro y hace sonidos de imitación de una cerda, durante 10 minutos. Lo anterior debe realizarse diariamente hasta que el macho permita hacer recolección de semen la primera vez, si el macho monta el potro el operario debe ayudarlo desde la parte posterior a acomodarse en la posición correcta (Paralelo al potro). Una vez montado en el potro el macho empieza a hacer movimientos de atrás hacia adelante, momento en el cual el macho desenvaina el pene y el operario debe hacer la toma del semen, terminada la toma se lleva el macho nuevamente al corral.

El semen colectado se evalúa  y se registra sus características. Esta toma debe ser desechada. Luego de la primera toma esta se sigue haciendo cada 7 días. Hasta el día 210 de edad, desde este momento el semen debe empezarse a utilizar en los servicios de inseminación.

Lavado prepucial

Cada 30 días se realiza el lavado prepucial de la siguiente manera:

  • Evacuar el prepucio.
  • Cortar un catéter desechable por el espiral, se debe tener en cuenta limpiar las puntas que puedan afectar el prepucio, luego introducirlo en el prepucio del animal hasta sentir el tope.
  • En la parte externa del catéter conectar una jeringa desechable con una solución de 2 CC de terramicina más 60 CC de agua destilada.
  • Aplicar 30 cm de la solución y retirar el catéter sin dejar salir la solución.
  • Realizar masajes vigorosos en el prepucio de manera que se distribuya completamente la solución en el saco prepucial.
  • Evacuar la solución del prepucio.
  • Repetir el proceso con lo que resta de solución.

Conoce más acerca de las mejores prácticas agropecuarias en nuestro blog, siguiéndonos en nuestra Fan PageTwitterInstagram y suscribiéndote a nuestro canal de Youtube.

Solicita Vet-Porcino, nuestro software especializado en porcicultura, haciendo clic aquí.

ADVERTENCIA: ESTE CONTENIDO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, NO REEMPLAZA EL CONCEPTO DE UN PROFESIONAL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 8 =