amansar un caballo

Protocolo para amansar un caballo

Si quieres aprender cómo se lleva a cabo un adecuado protocolo para amansar un caballo, te recomendamos leer este artículo y ponerlo en práctica

Manejar los equinos y realizar los cuidados de los mismos de la mejor manera son funciones fundamentales para lograr tener una óptima experiencia de lo que es el mundo hípico; para que esta experiencia sea del total agrado y satisfactoria se necesita realizar una serie de técnicas para que el animal sufra un proceso de adaptación al humano y a la función para la que se va a utilizar el caballo. En este artículo conocerás el protocolo para amansar un caballo.

Entre estas técnicas están los pasos para que el caballo quede apto para ser montado y poderlo disfrutar de la mejor manera.

Pasos para amansar un caballo

  1. El material e instalaciones que se van a utilizar para el apartado y posterior amarre de los potros, se elige y revisa previamente, en función del número y características de los animales.
  2. Los círculos, picaderos o pistas de trabajo se eligen y preparan para que tengan las condiciones idóneas.
  3. Realizar el apartado de los potros para comenzar los trabajos de acercamiento y reconocimiento de los mismos.
  4. El acercamiento a los potros se realiza de manera progresiva y tranquila, avisándolos de nuestra presencia y evitando sobresaltos y otras situaciones incomodas para los animales.
  5. Los primeros manejos del potro atado se efectúan de manera que sirvan para valorar inicialmente el carácter y nivel de amansamiento previo del animal.
  6. Efectuar los trabajos de colocación y adaptación a los potros de los diferentes materiales y equipos que se emplean para su doma posterior.
  7. La colocación de los diferentes equipos al potro se realiza en los lugares adecuados y de manera que el animal se familiariza progresivamente con ellos antes de proceder a su movimiento.
  8. Realizar los trabajos de paseo y aceptación de los potros de las órdenes que reciben de su adiestrador.
  9. Las ayudas dadas al potro siguen las técnicas de manejo adecuadas, asegurando tanto la confianza como la aceptación del liderazgo del adiestrador.
  10. El jinete se apoya por primera vez sobre el dorso del potro valiéndose de otras personas y/o medios que sujetan al animal y le prestan ayuda para montar.
  11. El jinete realiza la acción de montar y desmontar del potro de manera suave y repetitiva, ayudándose de otras personas y/o medios, apoyando en un comienzo sólo el peso del cuerpo, sin subir por completo sobre el animal hasta que éste lo admite sin oponer resistencia.
  12. El jinete realiza la acción de montar y desmontar del potro de manera suave y repetitiva, ayudándose de otras personas y/o medios, apoyando en un comienzo sólo el peso del cuerpo, sin subir por completo sobre el animal hasta que éste lo admite sin oponer resistencia.
  13. El jinete se sienta de manera natural sobre la silla y busca el apoyo de los estribos y las riendas suavemente y sin realizar ninguna acción con ellas, procurando que sus piernas y manos vayan entrando en contacto con el potro de manera progresiva y suave al objeto de que el animal se acostumbre a ello.
  14. El jinete habla y acaricia al potro durante todo el proceso para ganar su confianza observando constantemente las expresiones y reacciones del animal.
  15. Los animales se revisan, asean y devuelven a los lugares indicados, una vez finalizados los trabajos de colocación y adaptación de equipos.

Conoce más acerca de las mejores prácticas agropecuarias en nuestro blog, siguiéndonos en nuestra Fan PageTwitterInstagram y suscribiéndote a nuestro canal de Youtube.

Solicita la Biblioteca Comercial por Especies, nuestro compendio más completo de información sobre especies animales y agrícolas, haciendo clic aquí.

ADVERTENCIA: ESTE CONTENIDO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, NO REEMPLAZA EL CONCEPTO DE UN PROFESIONAL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =